18 abril 2006

No al musgo


Decía un refrán persa: “Primera etapa, corta etapa”. Siempre cuento esta historia, leída en Los caminos del mundo, de Nicolas Bouvier, uno de mis libros de viaje favoritos. En la primera jornada, las caravanas persas sólo recorrían cinco o seis kilómetros antes de acampar. Por un motivo muy práctico: en la primera noche todo el mundo se da cuenta de que se ha dejado algo en casa, de modo que los viajeros podían regresar, recuperar el objeto olvidado y volver a unirse a la caravana antes de que reemprendiera la marcha.

Escribo este texto a trompicones, porque son las cuatro y media, y a las cinco me voy con Josema a Asteasu a por la vespa (está en un taller de allá, aún sin acondicionar del todo pero lista para rodar). Y desde Asteasu saldremos de viaje. Hoy no nos dará tiempo a casi nada, poco más que pasar por Irún y remontar unos kilómetros el Bidasoa, y ya tendremos que buscarnos algún rincón cubierto para dormir, tan cerca de casa que pareceremos persas. Quizá habría sido más prudente dormir en casa y salir mañana temprano, pero lo dicho: no aguantamos más, nos viajamos encima. Hoy Josema ha recorrido 800 kms en coche (desde Frejus, en la Costa Azul, hasta Donosti). Y nada más bajarse del coche se sube a la vespa.

Hay otro motivo: Josema cumple hoy 30 años. Y le hace ilusión celebrarlos montado en la vespa y cenando una lata de fabada en el hornillo (él recomienda Orlando). Eso sí, por culpa de los efectos secundarios de la fabada industrial mañana nos pelearemos por ocupar el asiento delantero de la moto.

No hemos hablado ni media palabra sobre el asunto, pero sé por qué le hace ilusión celebrar así los 30: porque para demasiada gente esta edad suena a timbre de fin de recreo. No es broma: nada más cumplir los 30, en las bases de datos de los bancos suena una alarma y tu nombre empieza a destellar en la pantalla. A mí me empezaron a llegar en cascada cartas de publicidad para que contratara un plan de pensiones. “Tu activo más valioso es el tiempo”, dicen. Y mucha gente de nuestra edad se acaba convenciendo de que a partir de ahora se acabaron las tonterías improductivas y toca amarrar, calcular y acumular, que ya disfrutaremos al cumplir 65 (los 65, evidentemente, no los garantiza ni Matías Prats júnior ni su banco naranja).

Por eso, cumplir los 30 en la vespa es una celebración de muchas cosas. Celebraremos las ganas que tenemos de seguir viajando y de improvisar, celebraremos que seguimos ilusionándonos por el mero hecho de salir de casa montados en una vespa, por el gusanillo que nos da ponernos a buscar un rincón para extender la esterilla y el saco esta primera noche. Celebraremos que seguimos disfrutando con las mismas cosas simples que cuando teníamos 17-18-20 años y pedaleábamos hacia Santiago, o por Castilla, o por los Alpes, las mismas que cuando teníamos 23 y fuimos en moto a Noruega, o cuando teníamos 27 y fuimos a Córcega. Celebraremos, también, la inmensa suerte de poder hacer lo que más queremos. Y brindaremos -con un buen trago de fabada Orlando- para que sigamos haciendo más caso a las ilusiones que a los miedos.

Lo escribió Axular hace más de cuatrocientos años: “Dabilen harriari ez zaio goroldiorik lotzen”. A la piedra que rueda no le sale musgo. La vespa tiene un poco de óxido y nosotros volveremos cubiertos por la mugre, pero procuraremos que el musgo no nos coma.

(Esta escapada inaugural no será larga, porque yo tengo que volver a Donosti a rematar unos trabajos para finales de mes. Nos gustaría pasar cuatro o cinco días por Navarra. Y volver el domingo 23 de abril. Ese día no sólo cumplen Shakespeare y Cervantes: la Vespa cumple 60 años. A ver si enlazamos los 30 de Josema con los 60 de la Vespa).

16 comentarios:

Rock! dijo...

Me alegra descubrir su blog. Yo a usted le conocí en Pamplona cuando compartía piso con Viriartev.
Tomo nota de esta dirección esperando engancharme.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Rock:
primero, eres leista;
segundo, eres como yo.

Rafa dijo...

No ha empezado el viaje y ya estoy enganchado a este blog. Qué grande.

Nahum dijo...

La fabada siempre "Litoral", muchacho.

El tomate frito Orlando y la fabada Litoral, de toda la vida.

Ah, y para evitar los efectos secundarios, nada mejor que media cucharadita de hinojo o eneldo. ¡Mano de santo!

Iñaki Mc Azaga dijo...

Ondo ibili, Ander. Qué alegría encotrar este blog. Nos unimos a tu sidecar. Mientras tanto aquí seguiremos otros, sube y baja al andamio. Lo dicho, ondo ibili.

Bea dijo...

Mil gracias por este blog, Ander,Ander, Ander la marimorena. Será la ventana hacia fuera de los que, aún antes de los treinta, tenemos el tiempo demasiado activo. Tenemos muchas ganas de verte. Sabes que en la mansión Cebrián-Gómez siempre habrá sitio para un par de esterillas. Eso sí,la fabada (estoy de acuerdo: siempre Litoral) para otro día, majetes.
Un abrazo.
P.D.: Rafa, qué alegría verte (y tan guapo, oyes). Un besote para ti.

David Álvarez dijo...

bueno, vale, muy bien todo, pero cuenta algo, ¿no? :)

nomeacuerdo dijo...

¿Puedes actualizar el blog desde la Vespa?

eresfea dijo...

¡Qué largo ha crecido este musgo!
Rafa, por favor..., cambia de foto, que tienes cara de figurita viciosilla.

Anónimo dijo...

La fabada en Asturias. En Casa Generosa. En Pedroveya.Al lado de Oviedo. Estais invitados todos los que apoyais a la Litoral.

Raulé dijo...

LO DE LOS 30 ES VERDAD Y, SI NO, QUE SE LO PREGUNTEN A IRATXE Y SUS CANAS. ZORIONAK JOSEMA!
ME IRÉ AL OLAIZOLA A CELEBRARLO. DISFRUTAD DEL VIAJE.
P.D.: ES LA PRIMERA VEZ QUE ESCRIBO EN UN BLOG. ES UN POCO LÍO O YO SOY UN POCO LERDO PARA DARME DE ALTA. DE HECHO, NO SÉ SI ME HE DADO DE ALTA Ó HE DECLARADO LA GUERRA A AUSTRIA.

o albardäo dijo...

que envidia la mía
y de sana nada!!

el sinónimo de blog es jeroglífico???


ondo ibili!!!

majeton dijo...

Me uno con urgencia a David: nos sacias de literario y nos dejas hambrientos de periodismo. No sé qué aprendiste en fcom. Un abrazo, RafaCores.

Erri-Berri dijo...

Felices cumples a todos.

Yo cumplí treinta y muchos el 11 de abril y lo he celebrado con el álbum de cromos de Panini del Mundial. Lo mismo que a los 7, los 8 y los 14.

Tengo que leer más a Axular.

Los que sabemos más de esto todavía, porque nos cala el gen astur y todavía tenemois abuela, afinamos: Fabada Asturiana La Noreñense.

Anónimo dijo...

holas, acabo de escucharte en la radio y me ha sabido a poco, espero al libro. Mientras tanto -y mientras me visito todo el blog- ¿te importaría, Ander, darnos 4 datos técnicos/consejos a los que queramos viajar de esta manera tan sorprendentemente natural? ¿Cómo es el baul, qué llevas que sea imprescindible?
Gracias.
por cierto, ¿alguien dijo Samarcanda?

sacasonrisas dijo...

Te inclui en el blog http://www.viajar24h.com dentro del proyetcto Sacasonrisas,vuelta al mundo solidaria.

Si sabes de datos de algun viajero diferente o curioso rogaria me indicaras, ya que empiezo a tener muchos contenidos de interes y deseo ampliarlos con buenas historias reales. Un saludo

Alex