31 mayo 2006

Riotinto

El paisaje de Minas de Riotinto (Huelva) es un delirio de colorines. Aquello fue durante mucho tiempo la mayor explotación minera del mundo, y ahora, una vez paralizada toda la actividad hace cinco años, queda una comarca destripada, comida por inmensos cráteres, tajos a cielo abierto, pirámides de escorias, lagunas mineras, "playas" de azufres y óxidos cristalizados, montañas en carne viva con murallones violetas, verdes, amarillos, naranjas.

En esta zona ya sacaban cobre hace 5.000 años, luego aparecieron los fenicios para extraer plata, y más tarde llegaron las inmensas ingenierías de los romanos. Pero el pueblo (Minas de Riotinto) nació a partir de 1873, cuando la compañía británica Riotinto Company compró los derechos de explotación de la cuenca minera. Al lado de las casas (a menudo chabolas) de los obreros, los ingleses levantaron toda una urbanización victoriana, con sus parques, sus piscinas, sus campos de tenis, críquet y golf -prohibida la entrada a los españoles-. Crearon el primer grupo de boy-scouts en España (otro efecto contaminante de la minería) y trajeron el fútbol: el primer club fue el Riotinto Football Club, de 1878, compuesto sólo por británicos, y en 1890 se fundó el Recreation Football Club, el actual Recreativo de Huelva, el equipo más viejo del fútbol español. Estos ingleses tan finolis y tan sportmen también se dedicaron a explotar a los niños con fruición (de los primeros 1.110 trabajadores, un tercio eran menores de edad, y de ellos 47 no tenían ni 10 años). Lo hacían porque un niño cobraba la mitad del sueldo de un hombre (y muchos trabajaban lo mismo). También pagaban el 80% del sueldo en cupones que los obreros sólo podían gastar en tiendas de la propia compañía. Y cuando los mineros protestaron porque la calcinación de mineral al aire libre junto a sus casas les estaba envenenando, los reprimieron a tiros (un buen puñado de muertos). Una historia edificante sobre cómo llegó la prosperidad económica a esta región.

Los ingleses dejaron Riotinto en los años 50 del siglo XX. No porque se agotara el mineral: es que se abrieron nuevas minas en América del Sur, y allí la mano de obra era mucho más barata. Y allá que se fueron. Varias empresas españolas se encargaron de Riotinto en los siguientes años, pero a finales del siglo XX fueron echando la persiana. Y desde 2001 ya no hay actividad minera. Y, otra vez, no cerraron el chiringuito porque el mineral se agotara. De hecho, hoy en día las reservas de cobre de la región son de las mayores de todo el planeta. Pero aquí un trabajador tiene derechos y un sueldo digno (no sé, ¿1.000 euros?). Y en Indonesia hay una mina gigantesca de cobre y azufre (en mitad de la jungla y a 4.000 metros de altura), y allí los trabajadores no están para pedir muchos derechos laborales y cobran 60 euros al mes. Las fundiciones de Huelva siguen trabajando, pero no funden mineral de Riotinto, a 50 kms., sino que lo traen desde Indonesia. Sale más rentable. Si las minas de Riotinto no funcionan es porque están en un país desarrollado y la gente no se deja explotar. Así es el capitalismo feroz, amiguitos.

Otros aspectos más edificantes: Minas de Riotinto es un paraje tan alienígena que la NASA anda por aquí probando los robots que enviarán a Marte dentro de dos años. Siempre se ha dicho que el río Tinto es un río muerto: transporta tantos metales pesados y es tan ácido que resulta puro veneno. Y es así por naturaleza. Pero hace unos años, unos microbiólogos españoles descubrieron que en el río vivían unos bichitos: bacterias litotróficas. O sea, que comen mineral, así, a palo seco, sin empujar con pan. Y no es que vivan sólo en el agua: han pasado al río, pero han encontrado bacterias de esas bajo tierra, a 100 metros de profundidad, comiendo sus raciones de hierro y cobre tan ricamente, en absoluta oscuridad. Y la Nasa cree que si en Riotinto hay bichitos así, también podría haberlos en Marte. Y aquí andan, haciendo pruebas.

La vida de esta bacterias, enterradas a 100 metros y comiendo mineral, no parece muy emocionante (aunque también es cierto que no les llegan las canciones del verano ni escuchan a Maradona haciendo análisis de política internacional). Ahora que se plantean los derechos de los simios, alguien debería defender un plan para mejorar la vida de las bacterias litotróficas, porque es bastante cruel que se dediquen a comer hierro y cobre cuando a 40 kilómetros existe cierto pueblo llamado Jabugo.

(En este viaje las grandes ciudades me dan cierta pereza, pero Sevilla me ha maravillado. Los detalles, pa otra vez. Ahora mismito salgo hacia Sanlúcar de Barrameda, Cádiz... Y una aclaración: en Huelva dije que huelvo porque ya no podía ir más lejos, pero si todo va bien el regreso va a ser otro vuelo de avispa, con rodeos y txiribueltas por el mapa, muchos días y muchos kilómetros: así que no os relajéis, murcianos, que espero caer por allí).

15 comentarios:

yuareere dijo...

Leerte da gusto.

Rafa dijo...

Ahí nos hemos esforzado, sí señor.

esnabide dijo...

Muy interesante reportaje el de Ríotinto, especialmente por la época en que aterrizaron los "english men".

En contraste, en mis visitas ayer a nuestros mayores, el tío Poo (al que operaran el día 6) me hizo entrega de un "resumen de su viaje en Agosto de 1975, con un Compañero, Safari fotográfico por Rhodesia y Sudáfrica", tiene 9 páginas que te haré llegar por tu correo personal y en casa de Amoñi Maritxu, rescate un libro titulado
"Viaje por España en 1.679" por si pudiera ser de tu interés.

José María Romera dijo...

Muy bueno, mucho.

Miguel dijo...

Excelente. Y, colgando del último párrafo, la esperanza de que al sureste vengan vespacito tus queridos blogueros.

gusiluz75 dijo...

Por la parte murciana que me toca, eso, eso... Miguel, cuando llegue Ander por estas tierras ¿te animarás a venir a comer a El Chupa? y ¿al Zalaca?, ¿al Egea?... uf, voy a empezar a hacer dieta para después poder degustar el famoso "Chapapote de marisco" o no voy a entrar en mi mini-loft.

Miguel dijo...

Claro que me animo: es más, me comprometo a hacer de cámara 'estilo Tour' en su llegada a meta. Creo que los lectores del blog se merecen una cuña audiovisual de Ander en moto. Eso sí, que en el plan gastronómico no falte un arroz y conejo murciano con Vespander.

mi-tacua-uy dijo...

Me dieron ganas de conocer Riotinto. Voy a tratar de hacerte llegar cómo se ve desde arriba. Saludos.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Éste es el Ander cronista que a mí me gusta, sí señor.

esnabide dijo...

Cuando disfrutes de la bonita Andalucía, te estaremos esperando en Tarragona (03 a 18)
Deitu

Ander Izagirre dijo...

De los marcianos de Riotinto a los murcianos de Murcia: me estáis poniendo los dientes largos. Esperad unos días, comprad unas mascarillas para atenuar los efectos de mi llegada y vámonos a comer arroz con conejo.

Erri-Berri dijo...

1000 euros, sueldo digno. Ander, Ander...
El Recreation Football Club, a primera!!
Esto ha sido una sensacional crónica, mecagüendié.

Anónimo dijo...

Bi hitzetan, Ander: im-prezionante

xme

Anónimo dijo...

El "Huelva Recretion Club", actual Real Club Receativo de Huelva (Decano del Futbol Español), se fundó en 1889.

Anónimo dijo...

señores algunos hablan de mi pueblo MINAS DE RIOTINTO como i hablaran de yuoslavia y q yo conozca es prov.de huelva ,estudien distingan lo q es un club federado y lo q no,de acuerdo. xao. riotinto cuna recre club decano a mamar por ahi fuera q tanto nos enviddian esto q la historia nos otorgo