29 junio 2006

Paseo por Girona

Primera noche de Francis en Vespaña, con entretenidos acontecimientos. Plantamos la tienda de campaña junto a la ermita de Sant Grau, cerca de Tossa del Mar (costa de Girona), cinco kilómetros monte arriba, en pleno bosque mediterráneo. Y nos devoraron unos mosquitos con fruición transilvana. Esta mañana nuestras pieles parecían el maillot de rey de la montaña, pero con doble dosis de eufemiano. Ahora sí que parecemos los dos de la foto del comentario anterior, rasca que te rasca.

Y esta misma mañana, justo al día siguiente de dejar en el apartamento de mis padres las gafas de sol graduadas (por quitar un trasto, ya que apenas las había utilizado en todo el viaje), justo al día siguiente, y por primera vez en los 19 años que llevo con cuatro ojos, me he sentado encima de las gafas y he roto un cristal y una patilla, cris cras. Como no llevaba las gafas de repuesto (total pa qué, pensé hace 24 horas), he llegado a Girona capital con las gafas atadas con cinta adhesiva y con cataratas provisionales en el ojo izquierdo. Por suerte y por 69,30 euros, una diligente óptica me ha puesto un cristal nuevo en menos de una hora. Y ya salgo con los ojos nuevos y limpios, como dicen que debe ir un viajero (y con la cinta adhesiva sosteniendo la patilla izquierda: el toque épico).

Girona es preciosa, con sus casas de colorines asomadas al río Onyar, con su gigantesca y bastante amorfa catedral, con sus callejuelas del barrio judío, con sus ramblas custodiadas por arcos, con un restaurante situado en esos arcos que podría optar al premio al peor nombre comercial del planeta: Restaurante La Arcada. Uaghf.

Y en los baños árabes -que en realidad son románicos, de 1194, pero inspirados en los baños moros-, los adultos nos paseamos de una sala a otra, admirados, oh, ah, apodyterium, frigidarium, tepidarium, caldarium, qué bonito, oh, ah. Y nos da gustito ver estas ruinas, son unas ruinas como Dios manda, y no esperamos nada más ni echamos de menos ninguna cosa, son unas buenas ruinas. Incluso leemos con arrobo los versos de Machado en una de las salas: "Las más hondas palabras / del sabio nos enseñan / lo que el silbar del viento cuando sopla / o el sonar de las aguas cuando ruedan". Oh, ah, el agua cuando rueda, qué hermoso. Pero somos incapaces de ver lo más obvio, la ausencia del elemento que da sentido a este edificio, algo que sólo un niño ha sabido ver:

-Papá, ¿pero aquí dónde está el agua?

9 comentarios:

David Álvarez dijo...

jajaja, qué bueno

mi-tacua-uy dijo...

ídem.

mi-tacua-uy dijo...

ídem.

mi-tacua-uy dijo...

ídem.

mi-tacua-uy dijo...

He descubierto la inteligencia artificial!! Está en mi computadora. Sólo puse 2 veces ídem y ella decidió a por una tercera. ¿La desarmaré, me hará millonaria? ó ...ya no domino mis dedos y estos se apoyaron en demasía sobre el mouse. Bueno, Ander, así como así, tienes 5 comentarios, algo que en mi blog no ha pasado ni pasará jamás ;).

Erri-Berri dijo...

Oh, ah, que buenos ratos nos haces pasá

Eddie Willis dijo...

Muy interesante tu blog y tu viaje, ander.
1 saludo y suerte

Anónimo dijo...

No sé, que me has caido bien... y que esta última crónica me ha hecho reir
Y que desde hace un par de semanas te leo cada día
Y que hoy me he tomado unas cervezas y te lo cuento

jaizki dijo...

Hola,
Ya siento ser un lector tan tardio de tu blog. De hecho he empezado a leerlo bastante despues de que ya estes de vuelta en donosti pero a pesar de todo no queria perder la oportunidad de felicitarte, por el viaje, por los textos y sobre todo por ese espiritu viajero.
Yo tambien ando de viaje ahora, de singapur a vitoria en tren (cuando se puede) junto a mi mujer Susana, y tambien tenemos un blog (http://blogs.elcorreodigital.com/pasajeros) que esperamos mejorar despues de leer el tuyo.
Todavia me queda por leer julio y agosto, asi que para mi todavia no has llegado, si te sirve de consuelo.
Si tienes una lista de toda la gente a la que tienes que avisar de la publicacion de tu libro apunta la nuestra (pasajerostren@yahoo.com), y tambien avisanos si vas a dar alguna charla por Gasteiz, aunque tendra que ser despues de navidades que es cuando pensamos llegar.
Lo dicho, enhorabuena, un saludo y mucha suerte en tu proximo viaje, mantenmos al corriente.